lunes, 16 de noviembre de 2015

Santos protectores y sanadores: santa Catalina de Alejandría, protectora de las jóvenes casaderas y de los filósofos ( y II)


Al margen de la famosa rueda dentada, atributo característico en la iconografía de santa Catalina, otra de las escenas donde se la representa es en el legendario episodio tardío de su disputa con los doctores o filósofos.

La disputa con los filósofos

Bajo la presidencia del emperador Majencio (Maximino, según otros), quiso hacer renegar de su fe a Catalina a través de las consideraciones de cincuenta filósofos y bajo su atenta mirada. Catalina argumentó victoriosamente sus convicciones a través de un ángel enviado por dios como encargado del proporcionarle las respuestas adecuadas, aunque también puede que sea una paloma la que le sople al oído y le asista en sus argumentos.

El caso es que, haciendo gala de una extraordinaria elocuencia, consiguió la conversión unánime de todos los doctores al cristianismo, lo que irritó sobremanera al emperador Majencio quien condenó a todos ellos a morir quemados en la hoguera.





Más curiosa es la representación donde puede verse a Catalina pisoteando de forma alegórica la cabeza del emperador o bien hiriéndole en la lengua con la espada. En este último caso, la cabeza resulta tan parecida a Osama bin Laden, el denostado líder de Al-Quaeda, que la santa se adelantó en siglos en quitárselo de encima al mismísimo presidente Barack Obama. En fin, ya sea tocado con corona o turbante (hay quienes lo identifican con uno de los filósofos derrotados), viene a representar simbólicamente su victoria moral y el triunfo de la santa ante el infiel.




Selección de grabados




El desposorio místico




Otro de los aspectos con los que suele adornarse la iconografía de santa Catalina guarda relación con la leyenda tardía de su desposorio místico con Jesús. No es el único caso de estos desposorios, pues también se conocen los de santa Rosa de Lima, santa Catalina de Siena o santa Teresa de Jesús. Se considera el desposorio místico como la unión espiritual entre un alma limpia y purificada de pecados con Cristo. A través de la meditación y la oración se va encontrando gradualmente la intimidad con dios mediante un proceso más o menos largo hasta alcanzar la unión espiritual en el matrimonio.

La formalización del matrimonio místico, donde suele contar con la presencia de san José, se formaliza simbólicamente mediante un intercambio de anillos entre el bebé y la santa como puede apreciarse en algunas de las escenas de su iconografía.



















Santa Catalina en el folklore musical infantil

La tradición musical infantil ha conservado un romancillo, recogido en múltiples versiones en todo el ámbito hispánico, bien en su forma independiente o 'contaminada' con otros temas, como el también famoso 'Marinero al agua' o el menos conocido de la 'Devota de la Virgen en el yermo'.

La versión 'vulgata' narra cómo Catalina es torturada por su padre (caracterizado como un perro moro y siendo su madre una renegada) por negarse a abjurar de su condición cristiana. Tras la consabida alusión a la rueda de navajas suele concluir con la llegada de un ángel con la corona y la palma del martirio con el anuncio de que tiene la gloria ganada.

Las versiones españolas suelen situar la escena en Galicia, Burgos, el reino de Navarra o más frecuentemente en Cádiz. Reproduzco, como ejemplo, una versión, contaminada con 'Marinero al agua', recogida en 1982 en el pueblo segoviano de Gomezserracín.

              En Cádiz hay una niña    que Catalina se llama,
  2         su padre es un perro moro,    su madre una renegada.
             Todos los días de fiesta    su padre la castigaba
  4         porque no quería hacer    una rueda de navaja.
             La rueda ya estaba hecha,    Catalina arrodillada.
  6         - Levántate, Catalina,    que Dios del cielo te llama
             - ¿Qué me querrá Dios del cielo    que tan aprisa me llama?
  8         Si me querrá pa las cuentas    de la semana pasada. -
             Al subir por la escalera    había un charquito de agua.
  10       - ¿Quién me dará un venenito    para pasar este agua?
             - Yo te doy todo mi oro,    yo te doy toda mi plata.
  12       - Yo no quiero ni tu oro,    yo no quiero ni tu plata,
             yo quiero cuando te mueras    tu corazón y tu alma.
  14       - Mi corazón pa María,    que es la reina soberana,
             el alma para mi Dios    que me la tiene encargada,
  16       los brazos pa el sacristán,    pa que toque las campanas;
             las tripas para el tripero,    pa que las mida por varas.

Según una muy interesante contribución sobre este tema del recopilador chileno Julio Vicuña Cifuentes (Romances populares y vulgares recogidos de la tradición oral chilena, Imprenta Barcelona, Santiago de Chile, 1912), señala que el romance hispánico deriva de una conocida canción francesa traducida en tiempos recientes al castellano. No me resisto a reproducir escaneadas las páginas de su libro:




Santa Catalina en los gozos, novenarios, oraciones y estampas populares




















































Santa Catalina y los curanderos o saludadores

Santa Catalina también se encuentra relacionada con aquellas personas que tiene poderes sanadores o de curanderismo. Ese supuesto don privativo para curar enfermedades, tanto de personas como de animales, se achaca a una señal especial en su nacimiento. Entre las más conocidas se encuentra el ser el séptimo hijo varón o hembra de un matrimonio cuyos hermanos fueran todos del mismo sexo; ser el mayor de dos hermanos gemelos y, en lo que nos concierne, nacer con una especie de rueda en el paladar o en otras partes del cuerpo o por tener un supuesto crucifijo grabado bajo la lengua, por lo que adquirían esa facultad de curar enfermedades a través de su aliento o saliva.

Pero estas facultades debían ser aprobadas y certificadas por los obispos o por los visitadores eclesiásticos del tribunal de la inquisición, quienes les otorgaban una licencia para desarrollar sus actividades, evitando de esta forma que sus poderes provinieran de un pacto con el demonio.

Benito Jerónimo Feijoo, en su denodada lucha por desterrar las supersticiones populares, escribió sobre los saludadores, en su discurso primero del tomo tercero de su Teatro crítico universal (publicado entre 1726-1739) el siguiente extracto, texto que puede leerse completo accediendo al enlace que facilito. 



Refranes y dichos

- Para santa Catalina, toda madera arraiga (el mes de noviembre es adecuado para plantar árboles)
- Por santa Catalina, nieve en la cocina (donde ya comienza el frío más intenso)
- Por santa Catalina, prevente de leña y harina (para pasar mejor el invierno)
- Por santa Catalina, buena sardina

- Por santa Catalina, todo su aceite tiene la oliva (en relación a la cosecha y recogida de la aceituna)
- De santa Catalina a Navidad, un mes cabal
- Por santa Catalina, el frío se afina
- Por santa Catalina mata tu cochina
- Santa Catalina nos libre de muerte repentina
- Por santa Catalina, el gallo con la gallina
- Viniendo niebla por santa Catalina, año feliz en todo vaticina
- Por santa Catalina, del trigo que no sembraste haz harina


Las representaciones de discos solares con forma de ruedas para simbolizar el astro rey se relacionan, según algunos investigadores, con los cultos solares anteriores a la romanización practicados desde antiguo en la península. Ejemplo de ruedas solares dentadas son las conocidas estelas del valle de Buelna en Cantabria (símbolos patrimoniales de Cantabria) conocida también por 'La rueda de santa Catalina' o de 'La Virgen', lo que plantea otros interrogantes sobre su funcionalidad y sus fuertes componentes espirituales y simbólicos.

Breuil H.: La rueda de Santa Catalina de Barros (Santander). En: Bulletin Hispanique, tomo 17, n°4, 191, p. 291





En otro orden de cosas, también se asocia el nombre de Catalina con la luna, como en la conocida expresión 'al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina', tal vez por su forma redondeada que se asemeja una rueda.


Antonio Lorenzo

No hay comentarios:

Publicar un comentario